Ir a la barra de herramientas

UNICEF aboga por la protección social de la infancia con discapacidad frente a COVID-19

Santo Domingo.- El organismo internacional ha emprendido una respuesta de apoyo al gobierno dominicano para la expansión focalizada del programa nacional de transferencias monetarias a 2,700 familias con niños y niñas con discapacidad

El Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (UNICEF) concentra su apoyo al gobierno dominicano para la inclusión de los hogares con niños, niñas y adolescentes con discapacidad, en los programas de protección social.

“La niñez con discapacidad, sobre todo aquella de los hogares más vulnerables, tiene mayores limitaciones para recibir servicios de educación y salud, y sus familias realizan gastos adicionales que podrían dedicar a otras necesidades básicas”, señala el Oficial de Políticas Sociales de UNICEF en el país, Gavino Severino.

Efectos de la crisis

De su lado, el especialista de Política Social de UNICEF en la Oficina Regional para América Latina y el Caribe, Gerardo Escaroz, señala que aunque las asistencias implementadas por el Gobierno, como el Quédate en Casa, permiten que las familias adquieran alimentos y productos de primera necesidad, mitigando los efectos de la crisis sobre sus medios de vida, no se advierte un foco específico en la población infantil y juvenil con condición de discapacidad, sobre todo para aquella con una limitación severa.

En ese sentido, UNICEF emprendió una respuesta de apoyo al Gobierno dominicano para la ampliación focalizada del programa nacional de transferencias monetarias a 2,700 familias con niños y niñas con discapacidad, en la cual serán beneficiadas unas de 8,640 personas directa o indirectamente.

Para este proceso la UNICEF utilizara el mecanismo de pago regular del sistema de protección social.

“Esta transferencia es de tipo temporal, sin condicionalidades, y es acompañada por el envío de mensajes de texto a las familias con información acerca de la red de comercios donde puedan comprar alimentos y otros productos básicos”, indica un comunicado de prensa de la entidad.

El organismo espera que, pasada la emergencia, las familias beneficiadas mediante esta intervención puedan ser reevaluadas con la intención de formar parte de manera estable de aportes específicos del programa regular de transferencias monetarias.’

“Hemos asumido esta emergencia con gran responsabilidad, trabajando para dar respuestas inmediatas a las necesidades que presentan los niños niñas y adolescentes, así como el personal de salud, y las personas afectadas por el COVID-19, y entendemos que acciones como las mencionadas, en el mediano plazo, puedan encaminarnos hacia un mayor cumplimiento de derechos de los niños con discapacidad, y a construir una protección social cada vez más inclusiva”, agregó la representante de UNICEF, Rosa Elcarte.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *