Un día como hoy se firmaron las Capitulaciones de Santa Fe

El 17 de abril de 1492 se firmaron las capitulaciones de Santa Fe. Llamadas así­ porque fueron firmadas en la localidad granadina de Santa Fe, cuartel general cristiano durante el asedio de los Reyes Católicos contra el último vestigio de poder musulmán en la Península.

Las capitulaciones eran un contrato firmado entre los monarcas y particulares para la realización de distintas operaciones o acciones, pero dicho contrato no tení­a un carácter bilateral, sino que era más bien una concesión y una merced de uno para con el otro, es decir, un permiso real que le proporcionaba al particular exclusividad en la misión encomendada.

Concretamente, en este documento que nos ocupa, se recogí­an los acuerdos alcanzados entre los Reyes Católicos y Cristóbal Colón sobre la expedición para encontrar una ruta que llevase a las Indias (las de Asia) a través del océano Atlántico, es decir, navegando hacia el oeste.

Las pretensiones de Colón eran grandes, razón por la cual fue rechazado en numerosas ocasiones por distintos reyes de la época. Igualmente, con los Reyes Católicos, que lo rechazaron en dos ocasiones. Pero la insistencia del navegante y el hecho de que las circunstancias del momento cambiaran permitió llegar a un acuerdo.

Isabel y Colón

El texto del documento tiene un fuerte contenido mercantil, las cuestiones religiosas y misioneras no aparecen a pesar del carácter religioso con el que se tiñó posteriormente toda la expedición y conquista.

Este hecho es debido a que se supone que la intención principal de la expedición era encontrar una ruta alternativa para comerciar con Asia y no descubrir ni conquistar nuevos continentes.

En las Capitulaciones de Santa Fe se otorgaba a Cristóbal Colón lo siguiente:

-El tí­tulo vitalicio y hereditario de Almirante de la mar oceánica.

-El tí­tulo de virrey y gobernador de las tierras que descubriera.

-El derecho a percibir la décima parte de todas las riquezas y mercancí­as obtenidas en la empresa.

-La autoridad para intervenir y decidir sobre los problemas que se originasen en cuestiones de riquezas.

-El derecho a contribuir sin preguntar a nadie con la octava parte de los gastos de cualquier expedición, a cambio de recibir luego una parte similar de los beneficios obtenidos.

A pesar de todos estos acuerdos y concesiones Cristóbal Colón murió sin ser rico, logró gran cantidad de derechos y privilegios, pero sin llegar a juntar una fortuna como podría ser de esperar.

Por ello sus hijos tuvieron que emprender una lucha judicial sin fin para materializar esos derechos hereditarios derivados de estas capitulaciones y recuperar algunos que le fueron posteriormente anulados, son los conocidos como Pleitos colombinos.

Un hecho a resaltar es que en el encabezamiento de las capitulaciones se hace referencia a que todo lo acordado afecta a “lo que ha descubierto en las Mares Océanos y del viaje que ahora “, es decir, según este documento ya se había descubierto algo, razón de peso por la que quizás los Reyes Católicos aceptaron las desorbitadas pretensiones del genovés.

De aquí se deduce la seguridad que tenían sobre que se iba a encontrar algo al tener conocimiento sobre ello, quizás la única duda era qué era exactamente lo que se podrí­a encontrar y cuánto serí­a el beneficio.

Texto: Historia del Nuevo Mundo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *