Segura Fóster dice incapacidad e improvisación provocara autosuficiencia alimentaria

Santo Domingo.-. El integrante del Comité Central del Partido de la Liberación Dominicana (PLD), Carlos Segura Fóster, insistió en ver con preocupación las consecuencias negativas para los dominicanos por el deterioro de la autosuficiencia alimentaria nacional.

El pasado administrador general del Banco Agrícola atribuyó dicha realidad a la incapacidad, improvisación y falta de credibilidad en las autoridades, cada día se torna más incierto el futuro de la producción agropecuaria.

Segura Fóster, señaló como una primera señal preocupante cuando el actual gobierno perremeísta decidió eliminar las subastas agropecuarias y sustituirlas por importaciones a discreción del ministro de Agricultura.

Explicó que desde el gobierno central en vez de volver a la posición anterior se pretende regularizar dichas importaciones mediante un reglamento que el Poder Ejecutivo emitirá mediante decreto presidencial.

“Un reglamento que abrirá de par en par las importaciones”, acotó el experto agropecuario y dirigente peledeísta al recordar que las importaciones discriminadas del pasado año y del 2019 afectaron sensiblemente a los cosecheros de zanahorias, a quienes por dichas importaciones les resultaba más factible dejar podrir la producción por no compensar con el precio de recolección, transporte y comercialización.

“Las importaciones desmedidas y en momentos inadecuados produjeron un verdadero desorden que perjudicó tanto a los productores nacionales como a aquellos importadores que habiendo comprado a altos precios se vieron obligados a vender más barato”, agregó Carlos Segura Fóster.

Dijo que por una situación combinada de sobre oferta y descuido en los almacenes tanto a productores, importadores como al pueblo consumidor le salió más cara la sal que el chivo, como reza un adagio popular.

Carlos Segura Fóster vislumbrando la cercanía del período navideño recordó que las navidades del pasado año resultaron traumáticas por la escasez extrema de carne de pollo que ya es parte cultural de la tradicional cena de Nochebuena.

“Y el desorden que se produjo aún permanece, a pesar de que también hicieron importaciones que son amenazas para la producción nacional porque el pollo no ha bajado de precio”, deplora el dirigente peledeísta al recordar que llegó a venderse hasta sobre los cien pesos por libra.

Otro aspecto enfocado por el experto agropecuario es la mortandad de cerdos y bovinos por descuido de las autoridades sanitarias, lo que atribuyó a la masiva cancelación del personal técnico que prestaba servicio en puerto y aeropuertos para evitar el ingreso de enfermedades.

“Esa es la verdadera razón de que nuestro país se viera afectado por la Peste Porcina Africana, después de cuarenta años de haberla erradicado”, concluyó Carlos Segura Fóster.

En la República Dominicana la prevalencia de VIH que fue medida en la ENDESA de 2002 fue 1.0 por ciento (0.9% entre las mujeres y 1.1% entre los hombres). En el 2007, la ENDESA halló una prevalencia de 0.8%, tanto para hombres como para mujeres, y la ENDESA de 2013 reportó un 0.9% en hombres y un 0.7% en mujeres.

Las estimaciones nacionales en el 2019 realizadas por la División General de Programa ITS, VIH y Hepatitis del Ministerio de Salud, con el apoyo de ONUSIDA, revelan que a nivel nacional la prevalencia en la población general de 15 a 49 años está estimada en 0.9%.

En la Tercera Encuesta de Vigilancia de Comportamiento con Vinculación Serológica en Poblaciones Clave, 2018, prevalencia del VIH en las poblaciones de hombres que tienen sexo con hombres (HSH), mujeres trans y trabajadoras sexuales en las cinco provincias donde se midió.

En todas las áreas, las poblaciones clave tienen una prevalencia de VIH mayor que la de la población general, destacando la población trans en Santo Domingo, con un 27.7%, así como HSH y mujeres trabajadoras sexuales en La Altagracia con un 5.7% y 5.9%, respectivamente, y en Santiago con un 6.4% y 4.2% respectivamente, datos que justifican la necesidad de programas de VIH dedicados a estas poblaciones.

La celebración de este foro se realizó con el apoyo y financiamiento de La Coalición de Comunidades Vulnerables del Caribe (CVC) y la Asociación PAN caribeña contra el VIH/SIDA (PANCAP), en asociación con el COIN como receptores de la subvención del Fondo Global para la Lucha contra el SIDA, la Tuberculosis y la Malaria. 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *