Respetar toque de queda

EDITORIAL

Respetar toque de queda

La mayor parte de los dominicanos está respetando las medidas de regulación sanitaria. Hay un puñado que las viola a diario, y ello es condenable. Lo trágico es que los malos ejemplos ganan terreno, y eso lleva a que la mayoría se desentiendan de las restricciones.

No puede ni debe ser así. La única forma de que los dominicanos puedan tener una total protección es que respeten los lineamientos sanitarios. El Covid-19 es una pandemia universal y nadie en el mundo estaba preparado para esto.

Debe darse una mayor integración entre las asociaciones de profesionales de la salud y el gabinete oficial encargado de enfrentar a la pandemia. En muchas ocasiones ocurren disparidades que no se justifican.

Se tiene que mantener  el toque de queda, con cualquier modificación que se le haga.  Recluirse  en sus hogares es sinónimo de seguridad. También que no se den aglomeraciones en los centros de trabajo.

Hay que vigilar en forma extrema la situación de los supermercados, que en ocasiones  están llenos de clientes, y con muy ligeras medidas de protección.

En el transporte público el seguimiento a las restricciones tiene que ser con puño de hierro. Bueno es señalar que en las principales rutas los chóferes están cumpliendo con el protocolo  fijado, y solo montan un pasajero en la parte delantera y tres detrás.

En las guaguas públicas es un pandemonio. Los comerciantes que tienen empleados que viven lejos  tienen que reajustar el horario, para que se  despache  bien temprano.

En el Metro y la Oficina Metropolitana del Transporte es más fácil  fijar controles, por la vigilancia y disciplina que hay en torno a ellos.

Pero es esperanzador que la mayoría de los dominicanos respete las medidas sanitarias, y a esa parte todavía minoritaria que lo toma a fiesta, hay que aplicar  el peso de la ley, e instruirles  para que comprendan que los inconvenientes y malestares del toque de queda, constituyen  acciones    obligatorias  para prevenir la epidemia.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *