Residentes de Yamasá denuncian abusos policiales

Por Marino Manzueta

Yamasá, Monte Plata. –Residentes del municipio Yamasá denunciaron que supuestamente cuatros policías del destacamento de las Caobas penetraron a la residencia del presidente de la Junta de Vecinos de la comunidad de Mayiga, Jairo de Jesús Betancourt, presuntamente porque este tenía una persona buscada por la institución en su casa.

“El pasado domingo, ellos llegaron tocando la puerta, cuando yo me levanté para ver qué era, en ese momento los policías dieron una patada y rompieron la puerta, en ningún momento se identificaron ni presentaron una orden de arresto, ellos hicieron lo que hicieron sin un fiscal”, expresó de Jesús Betancourt.

Además, dijo que supuestamente estos lo encañonaron en presencia de su esposa quien se encuentra recién parida y su hija de 3 años de edad. Mientras, Ingrid María Guillén, esposa de Jairo, manifestó que desde ese día no se le ha quitado un dolor de cabeza y su hija se mantiene nerviosa.

En tanto, Alexis Medina, vicepresidente de la Junta de Vecinos sostuvo que lo hicieron con él, que es el presidente de la Junta de Vecinos ¿A cuántos más se lo van hacer?

“Nosotros debemos darle a entender a los policías que sabemos cuáles son nuestros derechos y deberes, ellos son la autoridad y nosotros somos ciudadanos, con nuestros impuestos es que les pagan a ellos” indicó Medina.

Agregó que no es la primera vez que ocurre una situación como esta, además, considera que lo están tomando como “chivos expiatorios”. “Ya lo han hecho tres veces, ¿Dónde será la próxima vez”, se preguntó Medina?

La comunidad de la Mayiga en la provincia Monte Plata, solicitan al presidente Luis Abinader, al jefe de la policía Mayor General Edward Ramón Sánchez González y al ministro de Interior y Policía Jesús Vásquez Martínez (Chu) que paren esos abusos de parte de la uniformada.

Además, solicitaron que los daños causados a su vivienda sean remunerados, ya que el mismo día que fue apresado lo dejaron en libertad, porque este no había cometido ningún delito.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *