Ir a la barra de herramientas

Procuraduría deja en funcionamiento ampliación cinco centros penitenciarios

Por Wilson Pérez    

Santo Domingo.- La Procuraduría General de la República dejó en funcionamiento la ampliación de cinco Centros de Corrección y Rehabilitación en diferentes localidades del país, con más de 1,600 nuevos espacios de los 12 mil que están siendo creados.

Las nuevas obras, que se enmarcan en el Plan de Humanización del Sistema Penitenciario, para poner fin a décadas de hacinamiento y garantizar a los internos programas para lograr su regeneración y su positiva reinserción social, son los Centros de Corrección y Rehabilitación:

· Rafey Hombres, en Santiago

· Puerto Plata

· Najayo Hombres, en San Cristóbal, que además de ampliado ahora dispondrá de una unidad de máxima seguridad.

· Najayo en San Cristóbal, donde como parte de la ampliación fue instalado un nuevo comedor con cocina industrial

· Najayo Mujeres, en San Cristóbal, que será el primer centro que por primera vez en la historia con un área especializada materno-infantil para aquellas internas que se encuentren embarazadas.

Facilidades

Estos centros cuentan con nuevos edificios de varios niveles, celdas estándar, celdas para personas con movilidad reducida, áreas médicas, canchas deportivas, techos altos y ventilación cruzada para lograr una buena climatización, así como con lámparas y aparatos sanitarios anti-vandálicos, y oficinas de atención integral para los internos, quienes además de manera individual cuentan con su propia cama.

Plan de humanización se ha implementado en ocho recintos

Además de esos cinco recintos con una capacidad adicional total de 1,617 nuevos espacios, anteriormente habían entrado en funcionamiento la ampliación del Centro de Atención Integral para Adolescentes en Conflicto con la Ley Penal (CAIPACLP) de Santiago, la construcción de la nueva cárcel preventiva de San Luis y el nuevo CAIPACLP de La Romana.

De esa manera, ascienden a ocho los recintos donde se ha implementado el Plan de Humanización del Sistema Penitenciario, que contempla la construcción de más de 12,000 nuevos espacios con otros que serán ampliados como los de Elías Piña, Dajabón, San Pedro de Macorís y los nuevos centros de la provincia San Juan y La Nueva Victoria. La finalidad es erradicar el hacinamiento histórico que por años ha afectado al sistema.

Control del COVID-19 en cárceles

Dentro de los Centros de Corrección y Rehabilitación de La Romana, La Vega, Valverde, Espaillat, Puerto Plata, Santiago y dentro de los tres que funcionan en Najayo, San Cristóbal, así como en el CAIPACLP Batey Bienvenido, en la Penitenciaría Nacional de La Victoria y en la cárcel del 15 de Azua, fueron destinados espacios provisionales como centros regionales de aislamientos para los internos que han dado positivo a las pruebas de COVID-19.

La medida ha permitido lograr un efectivo control de la pandemia y contener los contagios en las cárceles del país.

Al dejar en funcionamiento las ampliaciones de las instalaciones, el procurador general de la República, Jean Rodríguez, expresó su solidaridad al pueblo dominicano que dijo batalla valientemente contra el coronavirus, al tiempo de destacar que continúan trabajando para mantener la seguridad y la salud en las cárceles a nivel nacional.

“En las circunstancias actuales, esto podría haber sido una verdadera receta para el desastre, ya que el hacinamiento es una de las principales causas de la proliferación de enfermedades dentro de los recintos penitenciarios, sin embargo, hemos logrado salir a camino con menos de un 1.7% de infectados de COVID-19”, manifestó.

Agregó que ello se debe a dos factores, por un lado, a las numerosas medidas de prevención que han implementado en coordinación con el Ministerio de Salud Pública, el Ministerio de Defensa, la Policía Nacional y otros importantes actores, y por el otro, la puesta en marcha hace dos años del Plan de Humanización del Sistema Penitenciario, con el propósito de mejorar las condiciones de vida en las cárceles del país.

Verdaderos espacios de rehabilitación

“Cuando lanzamos este Plan, a finales del año 2018, teníamos un objetivo claro: mejorar las condiciones de vida en las cárceles del país, para que, en vez de escuelas de delincuentes, estas se convirtieran en verdaderos espacios de rehabilitación para los más de 26,000 hombres, mujeres y menores de edad que se encuentran privados de su libertad”.

Destacó que las obras son construidas tomando en cuenta, por primera vez, las reglas mínimas para el tratamiento de los reclusos de la Organización de las Naciones Unidas, mejor conocidas como “Reglas Nelson Mandela”.

Ejecución del plan continúa con La Nueva Victoria y otros centros

El procurador general adelantó que en los próximos 60 días tienen previsto terminar el resto de las obras contempladas en dicho Plan de Humanización como son las construcciones de La Nueva Victoria y el Centro de Corrección y Rehabilitación de San Juan, así como la ampliación de los de Elías Piña, San Pedro de Macorís y los CAIPACLP de Ciudad del Niño, Batey Bienvenido y Barahona.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *