Ir a la barra de herramientas

Osiris de León dice virus demuestra vulnerabilidad sociedad

Sugiere más presupuesto para medioambiente, ciencia y salud.

Santo Domingo.- El geólogo y ambientalista Osiris de León declaró que el “Día mundial de la Tierra” ha encontrado a la sociedad mundial encerrada en cuarentena por temor al contagio viral y al potencial efecto mortal de un invisible virus que ha sido capaz de paralizar la estructura productiva de las grandes potencias económicas del mundo, como Estados Unidos, China, Canadá, Corea del Sur, Japón, Singapur, Alemania, Francia, Rusia, etc, mientras que los contagios y las muertes crecen diariamente en Estados Unidos, España, Italia, Francia, Alemania, Reino Unido, Turquía, Brasil, México, etc., quedando todavía varias semanas más de cuarentena para evitar rebrotes de la pandemia del Covid 19.

De León dijo que esta imprevista realidad sanitaria demuestra que durante décadas todos nos hemos preocupado por fortalecer nuestras industrias, construir riquezas, y utilizar parte de esas riquezas para imponer estilos de vida, financiar guerras innecesarias, y cubrir costosas exploraciones espaciales más allá de nuestro planeta.

Sostuvo que los seres humanos no hemos sido capaces de invertir suficientes recursos económicos para desarrollar vacunas y medicamentos que nos permitan afrontar exitosamente cualquier amenaza viral o bacterial en nuestra vecindad, ni para garantizar la calidad de las aguas superficiales y subterráneas que debemos consumir en acueductos y canales de riego, ni para garantizar la calidad del aire que todos debemos respirar.  

El asesor científico del Poder Ejecutivo en Geociencias, Sismicidad y Prevención de Desastres, manifestó que basta revisar la terrible contaminación de las aguas de los grandes ríos del mundo, y la pésima calidad del aire en grandes naciones del mundo como China, India, Estados Unidos, Rusia, México, Chile, etc.

Osiris de León consideró que el enclaustramiento y sufrimiento que ha padecido la sociedad mundial en esta primera parte del año 2020, y las incalculables pérdidas económicas derivadas de esta paralización de la producción a nivel mundial, deben obligarnos a pensar que nuestra diaria ecuación no debe considerar solamente la producción acelerada y el consumo desenfrenado de bienes y servicios, sino también la inversión de recursos económicos en la protección del medio ambiente circundante y en la protección de la salud comunitaria.

El geocientífico afirmo que ha quedado demostrado que en este período de cuarentena la base productiva mundial y la base productiva local se han perjudicado grandemente, del mismo modo que la salud de más de 2.6 millones de personas ha sido afectada, casi 200 mil personas han fallecido y la economía personal de casi todos nosotros se ha perjudicado, pero la calidad del aire y la calidad de las aguas se han beneficiado, y la biodiversidad también ha recuperado parte de los espacios que les habíamos quitado.

El conocido ambientalista dijo que para quienes forman parte de esta generación, el mundo ya no será igual, porque detrás de todo virus o bacteria veremos una amenaza a nuestra salud y a nuestra vida, a nuestra libertad, y a nuestra sociedad, porque los seres humanos no somos tan infalibles como siempre nos creímos, lo que nos obligará a introducir cambios profundos en nuestros estilos de vida en sentido general.

El nuevo coronavirus, o COVID-19, nos obligará a destinar más recursos presupuestarios a sectores tan importantes como el medio ambiente, la salud y la investigación científica, además del combate de todo tipo de virus y bacterias peligrosas para la salud y la vida, pues aunque desde hace casi un siglo disponemos de penicilina y antibióticos derivados, todavía hay virus y bacterias que amenazan a nuestra integridad y a nuestra sociedad, y un medio ambiente deteriorado crea condiciones favorables para la rápida propagación de virus y bacterias.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *