Nueva York podría subir impuestos a los millonarios residentes en el estado

NUEVA YORK, EFE.- Los legisladores del Estado de Nueva York discuten la posibilidad de aprobar unos presupuestos que incluyan una subida de impuestos a los millonarios de la región, mientras activistas presionan para la creación de un fondo de 3.500 millones de dólares para los trabajadores indocumentados que se han quedado fuera de las ayudas e incentivos otorgados para contrarrestar los estragos causados por la pandemia.

Decenas de activistas se manifestaron este lunes en Albany, la capital administrativa del estado, para intentar presionar a los políticos y al gobernador Andrew Cuomo, que en principio no se muestra partidario de la iniciativa, pero que vive su peor momento político envuelto en varios escándalos políticos.

La responsable del grupo activista Make The Road Nueva York, Débora Axt, expresó a Efe que espera que este lunes se pueda alcanzar un acuerdo borrador de los nuevos presupuestos y que estos se pueda aprobar en los próximos días.

Esta organización lleva meses presionando para la creación de este fondo, que podría veneficiar a unos 350.000 trabajadores, así como para la imposición de un gravamen especial a las mayores fortunas de Nueva York.

“Todos los neoyorquinos merecen respeto, nosotros sostenemos la economía de esta país. Queremos justicia”, aseguraba Make The Road en un mensaje de Twitter acompañado con una foto de un grupo de personas protestando junto a la residencia del gobernador, algunas de ellas en huelga de hambre desde hace tres semanas.

El acuerdo impositivo busca un ingreso extra de 4.300 millones de dólares, que se obtendría gracias al nuevo tipo, que se establecería hasta el año 2027 a las mayores fortunas, informan varios medios locales.

Las personas con ingresos superiores a un millón de dólares verían sus impuestos estatales subir hasta un 9,65 % del actual 8,82 %.

Asimismo, las personas con más de 5 millones de dólares en ganancias pagarían un 10,3 % y quienes ganaran más de 25 millones tendrían que dejar a las arcas del estado un 10,9 % de sus beneficios.

A los impuestos estatales habría que sumar el 3,88 % que cobra la ciudad a los ingresos más altos, con lo que la horquilla para los millonarios rondaría entre el 13,5 % y el 14,8 %.

Hasta ahora, California es el estado que más grava a las grandes fortunas con unos impuestos del 13,3 % a las personas con más de un millón de dólares en ingresos.

Además, los legisladores también discuten la posibilidad de subir el impuesto a las franquicias corporativas del actual 6,5 % al 7,25 % hasta 2023.

Los legisladores republicanos, minoría en ambas cámaras, consideran que no es necesario este aumento y han insistido en que el déficit presupuestario puede abordarse con las ayudas aprobadas por el Gobierno Federal que incluyen un fondo general de 12.600 millones de dólares y otro adicional para programas educativos y de salud.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *