Ir a la barra de herramientas

Muere astrólogo puertorriqueño Walter Mercado

Santo Domingo, RD.- El astrologo puertorriqueño Walter Mercado Salinas murió la noche del sábado en un centro médico de San Juan, Puerto Rico.

Según Telemundo Puerto Rico, Mercado falleció por un “fallo renal” en el Hospital Auxilio Mutuo en San Juan.

El pasado mes de octubre se informó que Mercado tenía problemas de salud.

Walter Mercado nació en medio del mar el 9 de marzo de 1932. Su madre, Aida Salinas, estaba en un barco que iba entre España y Puerto Rico.

De acuerdo al periódico puertorriqueño “El nuevo día”, pasó su infancia en Ponce, Puerto Rico, y a los seis años hizo su primera predicción cuando le dijo a una profesora que vio cómo se caería una campana de la escuela y al otro día ocurrió un temblor que hizo que quedara en el piso.

Mercado, de origen catalán y puertorriqueño, estudió en la universidad pedagogía, sicología y farmacia.

También fue actor y participó en las telenovelas “Un adiós en el recuerdo”, “Larga distancia”, “Yo no pedí vivir” y “La intrusa”; y en las obras de teatro “Anastasia”, “Bodas de sangre”, “La Dama de las Camelias”, “Andrócles y el león”, “Los cuatro coroneles”, “Mirando hacia atrás con ira” y “El tríptico de amor, dolor y muerte”.

Luego creó la escuela Walter Actors Studio 64 donde daba clases de artes dramáticas.

En 1969 se convirtió en astrólogo en una sección de horóscopo en Telemundo, y al año siguiente tuvo su propio segmento en el programa “El show de las 12” en Telemundo Puerto Rico.

Ya para 1980 su programa era presentado en canales de toda América Latina y Estados Unidos, y 10 años después de mudó a la cadena hispana Univisión donde laboró hasta 2010.

Ese año, durante un viaje a la India, Mercado cambió su nombre a Shanti Ananda tras haber perdido su nombre artístico durante un proceso legal con su ex manager.

En 2013 obtuvo un acuerdo con su ex socio que le permitió poder usar otra vez el nombre Walter Mercado.

Mercado: Hizo su primera predicción a los seis años

Puerto Rico, AP.- Walter Mercado, el mítico astrólogo y síquico de la TV que leyó el futuro de millones de personas de América Latina y popularizó la lectura de los astros y las cartas en toda la región, falleció. Tenía 88 años.

Murió de un fallo renal el sábado por la noche en el Hospital Auxilio Mutuo en San Juan, confirmó Sofía Luquis, vocera del hospital, a The Associated Press. No proporcionó más detalles de inmediato.

Mercado, quien aseguraba haber hecho su primera predicción a los seis años, creó una imagen inconfundible con su cabello platinado, sacos de brocado, capas de satín y enormes anillos.

Solía rematar las lecturas de los 12 signos zodiacales que hacía a diario en la pantalla chica con la frase “reciban de mí siempre mucha paz, pero sobre todo mucho, mucho, mucho amor”.

Mencionaba entre sus predicciones más famosas la muerte de la Madre Teresa de Calcuta, el nacimiento del hijo menor de Julio Iglesias, el papel protagónico de Madonna en la película “Evita”, el nacimiento de la hija de la presentadora brasileña Xuxa y la elección del presidente estadounidense Bill Clinton.

Mercado fue hospitalizado en Puerto Rico en diciembre de 2011 por un resfriado que se convirtió en neumonía. Su salud empeoró y fue llevado a un hospital en Ohio. Poco después confirmó que había sufrido un ataque cardiaco.

Infancia

Nacido bajo el signo de piscis el 9 de marzo de 1931 en la cubierta de un barco que viajaba de España a Puerto Rico, se crió en la ciudad de Ponce, la segunda más importante de esa isla caribeña.

En la serie “Walter Mercado: La historia detrás del mito”, para la televisora mexicana TV Azteca, contó que de pequeño lo llamaban “Walter Milagros” por su habilidad de curar animales, y que a los 6 años le dijo a su maestra que veía la campana de la escuela cayendo.

Al día siguiente hubo un temblor y la campana se cayó.

La muerte de su novia en un accidente aéreo entre República Dominicana y Puerto Rico en 1968 le sumió en una depresión que lo llevó a India en busca de una nueva espiritualidad que le permitiera entender el porqué de la muerte.

En el país asiático se puso en contacto con el famoso maestro espiritual Osho, convirtiéndose en su discípulo. También indagó las tradiciones del sufismo, taoísmo, budismo zen y budismo tibetano, además de estudiar todo lo referente a la influencia de los astros en la conducta humana y en el acontecer mundial.

Inicio en TV

Participaba en la promoción de una obra teatral en la que usaba un vestuario que incluía una gran capa y sortijas cuando el productor televisivo Elín Ortiz, de Telemundo, lo invitó a hablar de la puesta en escena, pues su invitado especial, Camilo Sesto, no había llegado.

Cuando iba a empezar a promocionar la obra, el productor le pidió que mejor hablara de lo que más sabía, la astrología. Mercado causó tal conmoción con esa primera participación, que al final recibió una propuesta para un segmento que con el tiempo se convertiría en un programa.

Tras sus comienzos como astrólogo en la televisión puertorriqueña, se mudó a Florida para trabajar con la cadena Univision en la década de 1980. Para entonces se había convertido en una celebridad y a su casa llegaban personas de muchas partes del mundo, incluidos artistas y políticos, para que les ayudara a conocer su futuro.

En los 90 afianzó toda una marca con líneas telefónicas psíquicas, intervenciones en programas como “Primer Impacto” y horóscopos en múltiples diarios de Latinoamérica, lo que llevó también a que su imagen fuera objeto de parodias y críticas de quienes lo calificaban de charlatán.

LEGADO

Ocho Libros.

Cada año Mercado publicaba una revista con sus predicciones. También escribió ocho libros, incluyendo su obra de espiritualidad y superación personal “El mundo secreto de Walter Mercado”, publicada en 2010 por HarperCollins.

Capas.

Casi como un reflejo del crecimiento de su fama, la colección de capas de Mercado se fue ampliando hasta llegar casi a las 3.000, de acuerdo con su asistente Willy Acosta.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *