Atento.com.do

Manny, Beltré y David entre mejores sin un MVP

Anthony Castro Vince

MLB.com

Los premios son subjetivos y frecuentemente producto no sólo del talento, sino del momento. Para varias leyendas, esos dos elementos nunca se alinearon. Fueron víctimas de la injusticia, cayeron justamente o simplemente tuvieron carreras que se basaron más en la acumulación.

La Asociación de Cronistas de Béisbol de Norteamericana (BBWAA, por sus siglas en inglés) ha otorgado el premio anual de Jugador Más Valioso para la Liga Americana y de la Liga Nacional desde 1931.

Aquí, presentamos 15 jugadores destacados que nunca ganaron el JMV. Sólo estamos incluyendo jugadores de posición cuyos mejores años ocurrieron tras la creación del premio de la BBWAA.

  1. Derek Jeter

Mejor posición: Segundo lugar, 2006

Tal vez no sea la figura más destacada de esta lista, pero Jeter es el mejor ejemplo de un jugador que se destacó en cada aspecto del béisbol sin haber ganado nunca el premio individual más importante.

Jeter terminó en el segundo lugar en la votaciones para Jugador Más Valioso de la Liga Americana una vez (2006) y en el tercer lugar dos veces (1998 y 2009). Sin embargo, ganó cinco anillos, fue el JMV de la Serie Mundial del 2000 y fue exaltado casi de manera unánime al Salón de la Fama.

2) Mel Ott

Mejor posición: Tercer lugar, 1942

Aunque Ott debutó en 1926, la mayoría de sus mejores temporadas llegaron cuando ya el premio al JMV estaba activo. No lo ganó pese a liderar la liga en jonrones seis veces. Obtuvo votos en 13 diferentes campañas.

Si el premio Cy Young hubiese existido en 1936, Ott probablemente se hubiese llevado el JMV, conseguido por su compañero y lanzador Carl Hubbell.

3) Eddie Matthews

Mejor posición: Segundo lugar, 1953 y 1959

Sus mejores oportunidades de adjudicarse un JMV fuer cuando lideró las Mayores en cuadrangulares en 1953 (47) y en 1959 (46). En 1953, los Bravos de Milwaukee terminaron segundos detrás de los Dodgers de Brooklyn, por lo tanto Matthews quedó en el segundo lugar del JMV detrás de Roy Campanella de los Dodgers. En 1959, Matthews tuvo números similares a los de Ernie Banks de los Cachorros, el ganador, pero Banks impulsó 29 carreras más.

4) Al Kaline

Mejor posición: Segundo lugar, 1955 y 1963

“Mr. Tiger” jugó en una época en la que parecía que tenías que estar en los Yankees para ganar el JMV. Bueno, no es exactamente correcto, pero los Yankees se llevaron el premio en ocho de 10 temporadas entre 1954-1963. En ese período, Kaline siempre quedó por detrás de los Bombarderos en las votaciones. Segundo por detrás de Yogi Berra en 1955, tercero por detrás Mickey Mantle en 1956 y segundo por detrás de Elston Howard en 1963.

5) Tony Gwynn

Mejor posición: Tercer lugar, 1984

Gwynn tuvo promedio de por vida de .338 y conquistó ocho títulos de bateo. En su apogeo, fue un gran defensor y un corredor inteligente en las bases. Gwynn y Paul Waner son los únicos jugadores en la era de la pelota viva que han conectado al menos 3,000 hits a la vez que se han ponchado menos de 500 veces. Pero Gwynn no fue un bateador de poder (tuvo un slugging de .500 sólo cuatro veces) y sólo disputó la postemporada en tres ocasiones.

6) Wade Boggs

Mejor posición: Cuarto lugar, 1985

Wade tuvo un promedio de por vida de .328 con 3,010 hits. Ganó cinco títulos de bateo y lideró la liga en porcentaje de embasarse en seis ocasiones, pero no se destacaba a la hora de dar cuadrangulares, algo que incidió el criterio de los votantes.

En 1986, cuando bateó .357 con un OPS de .939 fue considerado el tercero mejor de los Medias Rojas, por detrás de Roger Clemens y Jim Rice; ese año termino de séptimo. En 1987 promedió .363 y dio 24 jonrones, con el mejor OPS (nadie le prestaba atención a esto) y Victorias por Encima de Reemplazo (a esto tampoco) entre los jugadores de posición en la liga; terminó de noveno.

7) Eddie Murray

Mejor posición: Segundo lugar, 1982 y 1983

Murray estuvo cerca en un par de ocasiones, pero tampoco se puede argumentar que fue robado en 1982 y 1983. Su mejor año tal vez fue en 1984, cuando terminó cuarto y, junto a varios jugadores de posición, tuvo un mejor argumento que el lanzador puertorriqueño Guillermo “Willie” Hernández, quien se llevó el JMV.

8) Roberto Alomar

Mejor posición: Tercer lugar, 1999

El primer error de Alomar fue defender la intermedia. Es la posición menos ganadora del premio JMV, con sólo 11 triunfadores desde 1931. El puertorriqueño brilló en la segunda base, donde ganó 10 Guantes de Oro. Fue un luchador en el plato y una amenaza en las bases. Pero sólo tuvo dos temporadas con al menos 20 cuadrangulares y 100 carreras impulsadas. Es otro de los casos en los que sus atributos no se alinearon con el enfoque tradicional de JMV.

Alomar tuvo grandes temporadas con los Azulejos en 1992 y 1993, pero terminó sexto en ambas ocasiones, con múltiples compañeros de equipo por delante de él. Quedó por detrás de su compatriota Iván Rodríguez y del dominicano Pedro Martínez en 1999.

9) Johnny Mize

Mejor posición: Segundo lugar, 1939 y 1940

Tuvo sus mejores temporadas entre 1936 y 1948 (perdiéndose tres años a causa de la guerra), en las que tuvo un OPS de .997. Sólo Ted Williams (1.129) y Hank Greenberg (1.038) lo superaron en ese período.

Entre 1937-1940 su temporada promedio fue de .341 de bateo, OPS de 1.042, 31 cuadrangulares y 115 impulsadas. Perdió ante el ganador de 27 juegos Bucky Walters en 1939 (De existir el Cy Young, tal vez hubiese ganado) y de forma inexplicable ante Frank McCormick en 1940.

10) Mike Piazza

Mejor posición: Segundo lugar, 1996 y 1997

A pesar de ocupar una posición defensiva tan exigente, Piazza tuvo registros ofensivos que tradicionalmente han sido asociados con el JMV. Tuvo nueve temporadas con más de 30 cuadrangulares, seis de las cuales acompañó con más de 100 impulsadas. Lideró su liga en OPS+ en dos ocasiones (1995 y 1997).

No es su culpa haber quedado detrás de Larry Walker en 1997. Pero Piazza puso argumentos para ganar el JMV de la Nacional en 1995, cuando se llevó el premio Barry Larkin (Piazza terminó en el cuarto lugar en la votación).

11) Ozzie Smith

Mejor posición: Segundo lugar, 1987

No ganas el JMV por la defensa. Sigue siendo ese el caso, incluso con todas las nuevas métricas defensivas que tenemos en la actualidad.

Aunque es considerado por muchos como el mejor campocorto de la historia (13 Guantes de Oro), sólo tuvo cuatro temporadas con un OPS+ por encima del promedio y sólo seis campañas en las que apareció en la boleta para el JMV.

12) Manny Ramírez

Mejor posición: Tercer lugar, 1999 y 2004

“Manny siendo Manny” y no “Manny siendo JMV”. Es impresionante cuando consideras que dio 555 cuadrangulares en su carrera, impulsó 1,813 carreras y tuvo un promedio de .312, participando en 11 equipos de postemporada. El dominicano es uno de los mejores bateadores derechos que hayamos visto. Pero lo mejores años de Ramírez –lideró la Americana en OPS tres veces, ganó el título de bateo en el 2002 y fue líder en jonrones en el 2004—fueron cuando varios jugadores estaban dejando números de videojuegos.

El mejor momento del dominicano no fue en los terceros lugares mencionados, sino cuando terminó de cuarto en el 2008, luego de llegar a los Dodgers a mediados de temporada y brillar por 53 juegos.

13) Adrián Beltré

Mejor posición: Segundo lugar, 2004

Beltré tuvo una carrera inusual. Sus números ofensivos mermaron cuando típicamente un jugador tiene sus mejores años, pero fue más productivo después de los 30 años. El quisqueyano acumuló más de 3,000 imparables y estuvo cerca de los 500 cuadrangulares sin necesidad de temporadas impresionantes, más bien con persistencia.

Aunque Beltré tiene un caso sólido para el Salón de la Fama y es casi seguro que será uno de los miembros en la clase del 2024, nunca pudo ganar un JMV. Su OPS (1.017) del 2004 fue el mejor de su carrera por casi 100 puntos, pero aunque obtuvo seis votos por el primer lugar, nadie la iba a arrebatar el JMV a Barry Bonds ese año.

14) David Ortiz

Mejor posición: Segundo lugar, 2005

Ningún bateador designado en la historia ha sido nombrado JMV de su liga. Dada la influencia del WAR (Victorias por Encima del Reemplazo, por sus siglas en inglés) en las votaciones, tal vez nunca suceda. Así que el dominicano, quien fungió como bateador designado en su carrera con los Medias Rojas, nunca tuvo una oportunidad real, a pesar de terminar entre los mejores tres en par de ocasiones.

Ortiz terminó su carrera por todo lo alto, liderando la Liga Americana en OPS, dobles e impulsadas, en el 2016, pero terminó en el sexto lugar.

15) Jim Thome

Mejor posición: Cuarto lugar, 2003

Thome dio muchos cuadrangulares. Empujó muchas carreras. Estuvo en varios equipos buenos en sus años en Cleveland. Era querido por la prensa (algo que, seamos justos, parece ayudar un poco).

Pero Thome nunca fue el rostro de ninguno de sus equipos. En tres de sus cinco mejores temporadas, de acuerdo al WAR, tuvo uno o varios compañeros que finalizaron por delante de él en las votaciones. En tal vez lo que fue su mejor año en el 2002, cuando lideró las Americana en OPS (1.122) y OPS+ (197), terminó de séptimo.

Menciones honoríficas: Esta lista podría ser eterna. Hubo muchos jugadores que tuvieron méritos para ser reconocidos como JMV: Luke Appling, Carlos Beltrán, Craig Biggio, Lou Brock, Robinson Canó, Gary Carter, Joe Cronin, Todd Helton, Ralph Kiner, Edgar Martínez, Mark McGwire, Paul Molitor, Rafael Palmeiro, Tany Pérez, Kirby Puckett, Tim Raines, Scott Rolen, Al Simmons, Duke Snider, Alan Trammell, Arky Vaughan, Lou Whitaker, Billy Williams y Dave Winfield, sólo por nombrar algunos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir a la barra de herramientas