La Sociedad de Pediatría llama a retomar jornadas de limpieza y concientización para prevenir el dengue y la malaria

Durante esta semana, autoridades de Epidemiología reportaron decesos de casos de madres y niños por estas enfermedades prevenibles.

Santo Domingo. Bajo el marco conmemorativo del Día Mundial de la Salud, la Sociedad Dominicana de Pediatría llama a las autoridades de Salud, gremios médicos, organizaciones y a la sociedad civil aunar esfuerzos para realizar jornadas de concientización con el fin de prevenir el dengue y la malaria, tras el registro de muertes infantiles publicado en el reciente reporte de la Dirección General de Epidemiología.

“Como gremio, sentimos pesar al ver cómo madres y niños mueren todavía por falta de medidas preventivas y de sensibilización; el COVID-19 nos llegó de sorpresa y aún aprendemos de este, pero el dengue y la malaria son enfermedades totalmente prevenibles, con el apoyo de toda la comunidad para mantener las zonas higienizadas”, destacó el doctor Marcos Díaz Guillén, presidente de la Sociedad Dominicana de Pediatría.

El especialista en neonatos puntualizó que, para mitigar futuros casos, la sociedad médica iniciará una campaña interna de sensibilización sobre estos dos escenarios, con el objetivo de facilitar informaciones de prevención a cada paciente que llegue a consulta.

Además, se apoyará en sus plataformas digitales para compartir mensajes educativos que fomenten la acción desde casa y en espacios comunes.

El informe epidemiológico señala una disminución de casos, con relación a los resultados del 2020. Sin embargo, estas enfermedades siguen siendo una problemática latente.

Durante este trimestre, se registran 517 muertes en infantes y 41 decesos maternos, aunque no categoriza las causas existentes.

Representantes del gremio afirman que no hay mejor forma de “construir un mundo más justo y saludable” -lema que acompaña este año a dicha fecha conmemorativa- que trabajar con las comunidades que tienen menos acceso a higiene, saneamiento y acceso a la salud para evitar padecimientos y decesos. Esto no solo ayudará a esas comunidades de manera particular a encontrar cierta equidad, sino que beneficiará a toda la población nacional.


Para ellos, un foco de contagio pone en riesgo la salud de todos en el entorno, convirtiéndose en una carga que vuelve más débil a la ciudadanía frente a la pandemia, por lo que hoy es imperante accionar y educar para erradicarlo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *