Ir a la barra de herramientas

Gobierno indio afirma que implementará la Ley de Ciudadanía pese a protestas

LA INDIA, EFE – El Gobierno de la India aseguró este viernes que mantendrá la polémica enmienda Ley de Ciudadanía, considerada antimusulmana, pese a la ola de protestas en todo el país en la que han muerto al menos 25 personas.

‘Incluso si todos los partidos de la oposición se unieran, el BJP -la formación del primer ministro, Narendra Modi- no dará ni un paso atrás en la enmienda a la Ley de Ciudadanía’, dijo el ministro de Interior, Amit Shah, principal promotor de la norma y una figura clave en el Gobierno.

Las protestas comenzaron cuando el pasado 9 de diciembre Shah presentó el proyecto de enmienda a la ley en el Parlamento.

La norma permite regularizar a inmigrantes procedentes de Afganistán, Pakistán y Bangladesh llegados al país antes de 2014 y pertenecientes a las religiones hindú, sij, budista, jain, parsi y cristiana.

Deja fuera a los musulmanes de esta vía para obtener la ciudadanía y despierta el temor entre esa minoría de casi 200 millones de personas en la India de ser tratados como ciudadanos de segunda clase.

A ello se añade la intención declarada del Ejecutivo de llevar a cabo un censo para identificar a los habitantes legales, que sería una réplica a gran escala de un registro hecho en agosto en el estado de Assam que dejó a expensas de tribunales para extranjeros a más de dos millones de personas.

Shah culpó hoy a los líderes opositores de la violencia en las protestas acusándoles de esparcir rumores de una persecución contra grupos religiosos para provocar el pánico, al tiempo que insistió en que la ley no intenta atacar a las minorías.

‘Si tienes agallas, ven y debate conmigo. Si no, estoy dispuesto a traducir (la ley) al italiano para que puedas leerla’, ironizó Shah refiriéndose a Rahul Gandhi, el delfín de la dinastía Nehru-Gandhi, de ascendencia italiana por su madre Sonia Gandhi, nacida en Italia.

CONTINÚAN LAS PROTESTAS

Tras casi un mes, las manifestaciones en contra de la ley se han mantenido en varias ciudades lideradas por grupos organizados de estudiantes, jóvenes, mujeres y transexuales, que han expresado su rechazo a una norma que consideran inconstitucional y en contra del espíritu laico de la nación.

Este viernes, Nueva Delhi y las ciudades de Bangalore (sur) y Siliguri (noreste) registraron, como casi a diario desde el pasado 9 de diciembre, varias concentraciones multitudinarias en contra de la ley.

También se produjeron protestas en la ciudad de Guwahati, en el estado nororiental de Assam, fronterizo con Bangaldesh, donde las manifestaciones tienen un cariz antiinmigrantes ya que mucha gente teme que el asentamiento de inmigrantes extranjeros provoque un cambio demográfico.

La ola de protestas en la India, en ocasiones violentas, ha dejado al menos 25 muertos, la mayoría a causa de heridas con armas de fuego, y centenares de detenidos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *