Ir a la barra de herramientas

Es hora de contar verdades y desmontar mitos

Leonardo Grisanty, dirigente político del Partido de la Liberación Dominicana y director de Planificación y Desarrollo de la Dirección de Comunicación de la Presidencia.

Existen malas intenciones de querer hacer daño a mí persona, función y desempeño, con una acusación falsa, y como les caracteriza, sin pruebas.

Siempre he sido combativo, pero nunca con malas artes como Abinader, que miente y difama sin cesar. Me ataca porque he desvelado sus mentiras y perversidades.

Desde hace unos días un grupito en el equipo de Luis Abinader, quien por cierto es “tan democrático” que me tiene bloqueado en la red social Twitter, candidato del Partido Revolucionario Moderno, ha iniciado una campaña sucia, perversa, hasta asquerosa contra mí.

Una campaña de mentiras que me han querido adjudicar.

La pregunta es: ¿por qué?:

Desmontando los mitos

Luis Abinader se había vendido ante la opinión pública como el “Cambio” en la República Dominicana y bajo una sombrilla que no aguantó el primer aguacero, le llovió adentro. Le llovió adentro porque en el imaginario colectivo de los dominicanos y dominicanas está enraizado que LUIS MIENTE:

– Mintió a los dominicanos cuando dijo que estaba trabajando por y para el pueblo ante el Coronavirus y en lo que estaba era en su casa, acostado, viendo series y descubierto no le quedó de otra que salir a hacer propuestas disparatadas que capturaba en Internet.

– Mintió al pueblo dominicano cuando ofreció 5 hospitales y lo que hizo fue instalar una carpa en mi amada provincia, donde nací, La Vega, con abanicos, bajo un sol abrasador y calor; tanto así que el mismo Luis salió corriendo por el calor el día de la “inauguración”.

Una carpa sin equipos médicos, con abanicos, y sin el más mínimo respeto por la dignidad, y peor aún para pacientes que muy probablemente su mayor problema sea respiratorio; sin equipo de oxígeno.

Ofreció 5 hospitales e instalo una carpa vacía, todo para parecer y hacerse el gracioso, pero los dominicanos no fuimos tontos y los pusimos en evidencia.

– Con sus “pitbulls”, como él les llama, puso a circular información falsa sobre el Hospital de Nagua, imágenes que pusieron a correr dentro de nuestro país, y lo más desagradable, en lo internacional.

Imágenes que no se corresponden con la realidad, porque ese hospital reconstruido y equipado, el presidente Danilo Medina lo había entregado el 11 de diciembre de 2018.

Les desmontamos esa vil mentira en contra de los dominicanos que pusieron a circular en detrimento del país en organismos internacionales.

– Los kits, los 40mil kits de prueba que ofrecieron para combatir la pandemia fue otra mentira más. El mismo Luis Abinader había dicho que los tenían y esta es la fecha que le hemos demostrado que NO TIENEN LOS KITS ofrecidos al pueblo dominicano. Solo tienen  2 mil en un almacén de una empresa privada.

Una vez desmontados los mitos en los cuales estaba basada la campaña de Luis Abinader, les contamos las verdades al pueblo dominicano: Abinader y el PRM mienten.

No les importa la salud del pueblo dominicano, apuestan a lo contrario, lo único que quieren es usar esta situación con fines políticos electorales para ver si conectan con los dominicanos al precio y sucieza que sea.

Cuando el mote de mentiroso, y los números en todas las encuestas comenzaron a bajar, Abinader volvió a llamar a sus “pitbulls” para que procedieran a desacreditarme, a hablar mal de mí y a hablar mentiras.

Sigo contando verdades:

Recuerdo que en el pasado torneo electoral de 2016, Mairo Herrera, Amaury Reyna y quien suscribe le desmontamos a Abinader y al PRM su laboratorio de cuentas falsas, lo pusimos en evidencia. De ese trago amargo todavía guarda rencor.

Las prácticas que esa minoría me ha querido endilgar no es más que una pequeña mirada en el espejo. Son ellos los que usan prácticas bajas y rastreras, en menosprecio de todo el que está en su contra u opina a favor del Gobierno; y preciso: DEL MEJOR GOBIERNO DESDE LA FUNDACIÓN DE LA REPÚBLICA.

La práctica rastrera es la de ellos, y no dudo que cada una de las cuentas sea creada por ellos. Habría que ver.

No descarto nada de esa minoría que ha quedado en evidencia como mentirosos, manipuladores y fabricantes de mentiras.

Solo hay que ver la cuenta de Luis Abinader, con alrededor de 48,435 usuarios falsos. Y recuerdo, que en la campaña de 2016 demostré que el 47% de sus usuarios eran falsos o bots.

Hace 1 año y 3 meses, antes de la limpieza que hiciere la red social Twitter, los seguidores reales de Luis solo llegaban al 57%; tenía un total de seguidores falsos o bots de 105,967, lo que provocó una caída en su cuenta de Twitter.

Esa caída de 105,967 usuarios falsos llevó a que los “pitbulls” salieran como locos o como gallinas en zinc caliente a resolverle el problema a Abinader que hoy le marca 48,435 usuarios falsos, bots o sin vida.

Tengo un listado con cuentas que usan solo para dar rituit o para atacar y hacer vandalismo digital. Les dejo está sola cuenta, usada hasta con la imagen del hijo de Jochy Santos, Eduardo Santos (@huascarlenox).

Leonardo Grisanty el actor político:

Siempre me he caracterizado por ser frontal, todo el que me conoce fuera de las redes lo sabe, y el que me conoce en las redes mucho más. Me considero revolucionario, así lo es mi abuelo, Leonardo Grisanty.

Ese trabajo profesional, sistemático, sin descanso y sin miedo, contando verdades y desmontados mitos han provocado estos ataques falsos. Son capaces de lo que sea y por ustedes y su accionar es que menos personas se interesan por esta que es la ciencia más pura, bella y en procura del bienestar colectivo, la política.

Les convoco a reflexionar y actuar siempre como yo lo hago, de cara al sol, con mis principios, mi moral y mi dignidad bien altos.

No me van doblegar, permítanme decirles, que mientras más actos de vandalismo digital, de “descredito digital”, mientras más actos rastreros hagan, más se evidencia quienes son: mentirosos.

Uso una sola cuenta en Twitter, que es: @grisantycosme, la misma en todas las redes. Siempre con la cabeza en alto, el cerebro amueblado y sin miedo.

Lo jurídico

He confirmado, que existen malas intenciones de querer hacer daño a mí persona, función y desempeño por lo que hago, llegando a conformarse violaciones en las leyes de nuestro país, trayendo consigo la figura jurídica reconocida como: “Difamación e injuria”, siendo en esta ocasión a través de las redes sociales y medios comunicación, como se han publicado y difamado.

Quiero recordar, a estas personas que intentan difamarme cometiendo a la vez injuria, que sus afirmaciones o comentarios falsos, se encuentran atacando mí honor, dignidad, intimidad y moral, por la que he construido todos estos años con mi arduo e incansable labor, demostrando lo contrario en las líneas iniciales, para desmontar las calumnias dirigidas a mí persona.

En ese mismo sentido, con la aclaratoria e información expuesta, haré cumplir la justicia, aplicando en esta ocasión la ley que nos ampara en esta situación desagradable por parte de un grupo mal intencionado, respecto a la Ley No. 53-07, sobre Crímenes y Delitos de Alta Tecnología, específicamente utilizando los artículos 21 y 22 de la misma, para obtener la sanción que le corresponda a cada quien.

Les invito a todos los dominicanos y dominicanas, a aquellos que ejercen la política y a los que no, a que trabajemos duro, día y noche, sol a sol, para seguir continuando por los senderos de cambio, de transformación, de justicia social y de construcción de un estado de bienestar como el que iniciamos el 16 de agosto de 2012.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *