EEUU: Millones buscan llegar con familias sin contraer COVID

Estados Unidos, AP.- Los estadounidenses, de los cuales millones emprendieron viajes a pesar de que las autoridades de salud pública recomendaron no hacerlo, intentaban no contagiarse antes de reunirse con sus familias para el Día de Acción de Gracias, una festividad que se vio alterada por la pandemia de coronavirus.

Lily Roberts, de 19 años, dijo que se sometió a una prueba de COVID-19 en el Aeropuerto Internacional de San Francisco antes de viajar a su hogar en el condado Marin, en el norte de California.

“No estoy preocupada por ello porque no estoy en riesgo”, dijo Roberts. “Sin embargo, sí sigo las reglas y las precauciones por mis padres. Es por eso que me estoy realizando la prueba, porque no quiero llevarlo a mi casa”.

Los viajes durante la temporada del Día de Acción de Gracias generalmente tienen sus altibajos, pero este año han tenido incluso más tensión, al intentar los viajeros mantener el distanciamiento social mientras atraviesan multitudes.

Lexi Cusano, de 23 años, dijo el miércoles que en su trayecto de Miami a Hartford, Connecticut, se encontró con personas que estaban demasiado cerca una de otra en las terminales aeroportuarias, y no portaban mascarillas o las usaban de manera inadecuada.

“Fue un poco abrumador y muy impactante para mí… uno simplemente no podía moverse en un radio de 6 pies (1,8 metros) sin pegarle a alguien o respirar junto a una persona al lado’, comentó. “Fue un poco loco”.

Señaló que los viajeros no actuaron con mayor seguridad en el avión.

“La gente estaba ahí sin portar sus mascarillas”, dijo Cusano, quien recientemente aceptó un empleo en Miami. “Los vi caminando hacia y desde el baño, por los pasillos, sin portar mascarillas, y pensé que era un poco ridículo’.

“Normalmente el principal miedo que la gente tiene cuando va a subirse a un avión es: ‘¿Vamos a estrellarnos?’”, añadió. “Pero hoy fue más algo como esto: ‘Estoy respirando el mismo aire que ha estado circulando aquí y la gente está siendo muy irresponsable’. Así que ese fue el principal miedo”.

Las cosas le parecieron un poco apretadas a Juan Mojuta, quien viajó el miércoles por la noche a Wilmington, Carolina del Norte, desde Arizona.

“El primer vuelo fue muy claustrofóbico”, comentó Mojuta a la cadena WWAY-TV. “Mucha gente. Muy pegada entre sí. Pero el segundo vuelo no fue tan malo”.

Más de 12,7 millones de estadounidenses han sido diagnosticados con el virus desde que empezó la pandemia hace unos meses, y las muertes registradas en el país a causa del COVID-19 han superado las 262.000, de acuerdo con el conteo de la Universidad Johns Hopkins.

Los datos muestran que el promedio de siete días de casos nuevos en Estados Unidos en las últimas dos semanas se ha incrementado de 127.487 del 11 de noviembre a 175.806 el jueves.

El promedio de siete días para muertes nuevas diarias subió de 1.044 a 1.658 durante ese periodo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *