Ir a la barra de herramientas

EE.UU se descuidó bastante con pandemia coronavirus o guerra bacteriológica

Por Polón Vásquez

Pvasquez3570@yahoo.com

Washington.- Como veterano comunicador social dominicano con 28 años en el ejercicio profesional como Periodista observador y estudioso de fenómenos de esta naturaleza, coincido con las declaraciones e informaciones ofrecidas ayer martes 14 de abril, por el jefe del Estado Mayor Conjunto de las Fuerzas Armadas de Estados Unidos, general Mark Milley, quien asegura que las evidencias apuntan a que el origen del coronavirus es natural.

Para ofrecer estas informaciones a los estadounidenses y al mundo, el oficial debe tener informes secretos suministrados por los servicios de inteligencia de Estados Unidos. “Un funcionario de esa categoría no puede inventar, estamos……”.

Y coincido con las afirmaciones del alto oficial estadounidense, en el sentido de que con cuestiones tan seria como el COVID19 y su devastadora propagación mortífera por el mundo, no se puede inventar falsedades y acusar al enemigo de aquel lado.

Aunque Mark Milley reconoció que los informes dados a conocer ayer, todavía no son concluyentes, pero todo indica que la pandemia del coronavirus es un fenómeno generado por la naturaleza.

“En este momento no es concluyente, pero el peso de las pruebas parece indicar que es natural, aunque no lo sabemos con certeza”, declaró Milley durante una rueda de prensa celebrada en la sede del departamento de Defensa.

Hasta la fecha, el Pentágono había evitado pronunciarse sobre el origen del virus, para no emitir rumores y especulaciones sin fundamento.

El general, que compareció ante la prensa junto con el secretario de Defensa, Mark Esper, reconoció que ha habido “muchos rumores y especulaciones” y aseguró que el departamento ha tenido “un gran interés” en investigar este asunto.

Algunas de estas teorías sostienen que el nuevo coronavirus habría sido creado por científicos chinos en unos laboratorios próximos a la ciudad de Wuhan, ciudad en la que, a finales del año pasado, surgió este brote que ha acabado convirtiéndose en pandemia.

Versión de The Washington Post

De hecho, el diario The Washington Post informó este mismo martes que funcionarios estadounidenses habían alertado sobre el mal estado de las medidas de seguridad de estas instalaciones, de acuerdo con una serie de despachos oficiales consultados por la publicación.

Según esta información, a lo largo de los dos últimos años, personal de la embajada de EE.UU. en China visitó este laboratorio, en el que los científicos realizaban estudios de diversos coronavirus en murciélagos.

El diario cita a un investigador de la Universidad de California en Berkeley, llamado Xiao Qiang, que, al igual que la mayoría de la comunidad científica, apunta a un origen natural del virus, pero que matiza que eso no implica que el brote de la COVID-19 no pueda haberse iniciado allí.

“Estos despachos nos indican que ha existido preocupación desde hace tiempo de que una amenaza a la salud pública pudiera surgir de este laboratorio de investigación”, declaró Xiao al diario washingtoniano.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *