Ir a la barra de herramientas

Cómo se movilizaba César el Abusador en Colombia y quiénes eran sus contacto en el narco

Santo Domingo.- Durante los tres meses que el narcotraficante César Emilio Peralta (César el Abusador) se escondió en Colombia para mantenerse prófugo de la justicia dominicana y estadounidense, se movilizaba entre las ciudades Cartagena y Barranquilla a bordo de vehículos de alta gama con blindaje especial.

También utilizaba yates de lujo para hacer su desplazamiento vía marítima, con el propósito de pasar desapercibido entre las autoridades de Policía.

Tras arribar en agosto de este año, cuando las autoridades dominicanas iniciaron el desmantelamiento de su red en el país, César el Abusador centró su estadía en encuentros con prostitutas y reuniones de negocios.

Según el capo declaró a los investigadores federales, huyó hacia Colombia “hace tres meses”, y se encontraba específicamente hacía un mes en Cartagena, donde fue capturado por la Policía este lunes, en la zona turística de Bocagrande.

En la ciudad de Barranquilla él se movilizaba en un vehículo Ford Explorer, en el que se encontraba cuando dijo fue víctima de un acto de sicariato del que resultó ileso, mientras que sus dos atacantes resultaron heridos.

“Estas personas buscaron internación médica y en uno de los centros de salud fue capturado uno de estos sicarios que intentó agredir a esta persona (César el Abusador)”, dijo el comandante de la Policía Metropolitana de Cartagena, Henry Sanabria Cely.

Los vehículos que utilizaba César Emilio Peralta estaban registrados por sus testaferros, personas que le ayudaron durante su estadía en Colombia de forma directa e indirecta.

En el caso de la yipeta en que andaba el día del atentado, figuraban a nombre de un comerciante, según determinaron las autoridades tras labores investigativas.

Sus vínculos en Colombia con el narcotráfico

César Emilio Peralta no solo viajó a Colombia para huir de la justicia, sino también para continuar con el negocio de las drogas. Allá se manejaba con narcotraficantes en la región del Catatumbo, en la frontera con Venezuela; en la región del Pacífico, específicamente en el departamento Valle del Cauca; en el departamento de Antioquía y en la costa del caribe colombiano.

Su relación a nivel de narcotráfico era con un grupo que se hace llamar Autodefensas Gaitanistas de Colombia, conocido institucionalmente como el Clan del Golfo, el cártel narco más grande y poderoso de Sudamérica, según dijo el comandante Henry Sanabria a la periodista Alicia Ortega, quien lo entrevistó la noche de este miércoles en el noticiero SIN.

Está “sapiando”

Tras su captura, a César Emilio Peralta de la ha tocado hacer de “sapo”, como en el mundo del narcotráfico se le llama a los miembros de los carteles que, tras ser capturados, dan informaciones a las autoridades sobre el negocio.

Según las autoridades colombianas, César el Abusador ha ofrecido informaciones a las autoridades federales de los Estados Unidos sobre aspectos relacionados a la exportación ilícita de drogas, haciéndoles entender cómo funcionaba esa actividad y ofreciendo informaciones que involucran a más personas de varios países.

“Por parte de la policía colombiana, una vez terminen las agencias federales, desarrollaremos actividades investigativas con el propósito de conocer sus enlaces en Colombia”, dijo Sanabria.

Sobre la fecha de llagada de César el Abusador a Colombia, el comandante policial explicó que no tienen información migratoria oficial y que solo manejan lo que ha dicho el apresado durante los interrogatorios.

“Él ha dicho que llegó a Colombia hace tres meses y que se encontraba específicamente en Cartagena hace un mes y que su propósito era permanecer en Cartagena el mes de diciembre y viajar posteriormente a Panamá.

La experiencia nos dice que siempre que los narcotraficantes son capturados dicen que tenían la intención de entregarse, pero la verdad no creemos en estas versiones cuando lo manifiestan”, apuntó Henry Sanabria, quien calificó la captura de César el Abusador como “un éxito total” para los intereses tripartitos, teniendo en cuenta que esto genera un desgaste para estas organizaciones criminales.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *