China condena a muerte a exfuncionarios separatistas a pesar de criticas

China.-Deutsche Welle reseña que dos altos exfuncionarios uigures fueron condenados a muerte por separatismo en la región autónoma china de Xinjiang (noroeste), anunciaron este martes por la noche las autoridades locales.

Esas condenas tienen una suspensión de pena de dos años. En la práctica, la condena se transforma en cadena perpetua.

Los dos funcionarios dirigían respectivamente las administraciones de justicia y educación en esta región, teatro de tensiones entre la mayoría musulmana (principalmente uigur) y la minoría han (chinos).

Varios países, entre ellos Estados Unidos, denuncian que el pueblo uigur sufre un “genocidio”.

Organizaciones de defensa de los derechos humanos acusan a Pekín de haber internado desde 2017 a más de un millón de uigures en centros de reeducación política.

El régimen comunista desmiente el número y asegura que se trata de “centros de formación profesional” destinados a alejar a los uigures del islamismo y el separatismo, tras una serie de atentados que les son imputados.

En este contexto, el antiguo ministro de Justicia de Xinjiang, Shirzat Bawudun, fue reconocido culpable de haber conspirado con el Movimiento Islámico de Turkestán oriental (Mito) tras reunirse con un miembro de esta organización en 2003 cuando trabajaba en la policía, precisa la agencia Xinhua. Miles de ejecuciones anuales.

Mito está en la lista de organizaciones terroristas de la ONU pero fue retirada de la de Estados Unidos en noviembre pasado ya que Washington duda de que el movimiento siga existiendo.

Turkestán oriental suele ser el nombre que le dan a Xinjiang los uigures en el exilio que preconizan la independencia.

La justicia reprocha a Bawudun haber realizado “actividades religiosas ilegales durante el matrimonio de su hija”.

Por su parte, el antiguo ministro regional de Educación, Sattar Sawut, fue reconocido culpable de haber hecho en los manuales escolares en lengua uigur apología del separatismo, del terrorismo y del extremismo religioso, según el sitio internet del gobierno local.

Estos manuales fueron utilizados durante 13 años. China no publica el número de condenas a muerte que los tribunales pronuncian anualmente ni la cifra de ejecuciones pero Amnistía Internacional asegura que el país es el primero del mundo en el recurso a la pena capital, con miles de condenas y ejecuciones anuales.

Fuente: DW (con información de Xinhua y AFP)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *