¡A Danilo se le olvidó eructar cuando se tragó el tiburón!

OLGA-CAPELLAN-e1361152441589Por Olga Capellán.-

El que quiera saber cómo se come un tiburón podrido y no eructar, solo tiene que preguntarle al excelentísimo señor presidente de la república Danilo Medina y Sánchez, pues el más que nadie podrá explicárselo porque ya goza de esa experiencia y de seguro que no se podrá negar.

Danilo Medina, quien al tomar juramentación en su cargo como primer mandatario de la nación en su investidura, luego de pedir la oportunidad a para servir a su país por cuatro años en tiempo de campaña, dijo que su período presidencial terminaría el día 16 de Agosto del 2016 y ni un día más, juramento que fue echado al vacío por el presidente de la república.

El presidente Medina, no solo quebrajó su palabra más que de hombre, de primer mandatario de la nación y ahora pretende que el pueblo dominicano le perdone y crea su nuevo juramento, y más que eso, le dé un voto de confianza para volver a ser presidente con el argumento de que no se volverá a presentar como candidato presidencial.

Ya nadie le puede creer, Danilo no sólo que comió su tiburón, sino que hizo profanar la Constitución de la república con la finalidad de hacer posible su candidatura, lo que significa que se ha tenido que comer muchos tiburones, leones, felinos de todos los rangos, entre ellos gatos y ahora le dio por comerse un buey.

El profesor Juan Bosch, en sus haberes cotidianos y en forma llana para definir a las personas carentes de firmezas en sus palabras decía lo siguiente: el que me engaña una vez, sin vergüenza es; pero si me engaña dos, el sin vergüenza soy yo, a partir de ahí queda en mano del pueblo si se deja engañar o no.

Es extraño que siendo Danilo Medina, como dice, discípulo del fundador del Partido de la Liberación Dominicana (PLD) luego de haber abandonar las filas del Partido Revolucionario Dominicano (PRD) del que también fue fundador, no cumpla con sus promesas, pues ese no fue el legado heredado del profesor Bosch.

El presidente de la república Danilo Medina, no cumple con sus palabras, sin embargo ahora se presenta como un arzobispo santificado por el papa largos años después de su muerte.

No podemos echarle toda la culpa por no cumplir sus palabras, pues el propio Danilo reconoció el peligro que atravesaba el PLD de perder el gobierno, luego que el Dr. Leonel Fernández, diese a conocer sus aspiraciones presidenciales, siendo galanteado por algunas organizaciones aliadas, quienes ya lo habían presentado como candidato oficial a terciar en las próximas elecciones, entre ellos el MODA y otros pardijejos que aunque siguen disfrutando los beneficios del gobierno de Medina, pero sus preferencias siguen siendo con el ex presidente Fernández.

El presidente Danilo Medina y sus aliados:

Al escenificarse una tenaz lucha dentro de su propio partido por el dominio del liderazgo político, la más conocida con el sector de ex presidente Fernández, y la salida del gobierno de la dinastía Castillo, además de la falta de decisión de los rojos el Partido Reformista Social Cristiano (PRSC) que no se deciden si continuar al lado del PLD en las venideras elecciones, para buscar desprenderse de la maldición dejada como herencia por el Dr. Joaquín Balaguer, Danilo Medina, toma la decisión de buscar nuevos horizontes, es de ahí su llamado al Partido Revolucionario Dominicano (PRD) en cabeza del Ing. Miguel Vargas Maldonado, como si con ello quisiese suplantar el vacío dejado por Leonel y sus seguidores, con la mera intención de retener el poder más allá del 2016.

Y es que era un plan de Leonel Fernández, cuando dijo que el PLD permanecería más allá del 2040 en el poder, sin dudas que tienen que hacerlo para poder mantener el status social adquirido mediante el control del gobierno central, estos millonarios de nuevos cuños no soportarían verse otra vez en la oposición.

Sin embargo, dicen las malas lenguas que no le será tan fácil para el PLD retener el alquiler de la casa presidencial, pues el surgimiento de un nuevo liderazgo político en la persona de Luís Abinader, fue lo que obligó a que Danilo Medina tomara esa decisión, ahora muchos les aconsejan; de que si él se comió su tiburón y se olvido de eructar, ahora tendrá que hacerlo para que ese buey que él creyó estaba viejo y cansado no le de apoplejía a la hora de tener que cumplir con los acordados en el pacto electoral.

Ahora más que nunca tendrá que cumplir con las promesas hechas en tiempo de campaña entre las que podemos mencionar: corregir lo que está mal, continuar lo que está bien y hacer lo que nunca se hizo y para eso solo le quedan 9 meses.

Pues de corregir, los corruptos siguen en el poder y ningunos los han presentados por ante la justicia, con la excepción del show de Félix Bautista, la criminalidad continua a todo dar, el hambre sigue matando a su pueblo y el narcotráfico amplía sus radios de acciones, entre otros.

En este país no se sabe lo que está bien, pues la policía sigue cobrando 7 mil pesos mensuales, y así pretenden que estos no sean delincuentes.

Lo que nunca se había hecho en este país, es profanar la Constitución para autoproclamarse candidato presidencial reeleccionista, porque tampoco al sector salud se le destina el 5% del presupuesto nacional para mejorar a los hospitales públicos y permitir que los pobres tengan libre acceso a un mejor sistema hospitalario.

Pero que bien usted lo hace: señor presidente.

You May Also Like