Aguda crisis política, económica y social de PR, sin perspectivas de solución

Por Polón Vásquez

Pvasquez3570@yahoo.com

La aguda crisis política, económica y social que actualmente experimenta la Isla de Puerto Rico, hasta ahora, no ofrece perspectivas de solución a corto plazo.

Los puertorriqueños conscientes de la situación política reinante allí, se empantalonaron y cientos de miles salieron a protestar en las calles de San Juan, exigiendo la renuncia inmediata de su Gobernador Pedro Rosselló.

El pueblo en una actitud de rebeldía exigiendo su derecho cívico, lograron la renuncia de Rosselló, pero la crisis no se ha resuelto como se esperaba. *Ahora es que falta mambo*, dice un merenguero dominicano que viven en la Isla del Encanto.

Pero la renuncia de Rosselló y la designación de Wanda Vásquez como nueva incumbente de la gobernación, no son la solución del grave problema.

Muchos observadores y analistas políticos no creen que Wanda Vásquez, tenga la capacidad suficiente para enfrentar eficazmente ese gigantesco problema que se ha tejido en la sociedad boricua durante años. En éste caso, hasta los ciegos ven.

La crisis política puertorriqueña lleva varios años azotando la Isla, pero la ignorancia política y la falta de informaciones hacia afuera de la fortaleza y han limitado a su gente, conocer la envergadura del problema a enfrentar.

Ponerle freno a la crisis política, no es tan fácil en estos tiempos, cuando el liderazgo de los partidos políticos de la Isla, ya no programan en base a resolver los problemas que afectan al pueblo en general, sino en la solución de las situaciones de ellos, en particular.

Con ese tipo de política administrativa mezquina no, se avanza en nada, sobretodo en una nación que hace años, ha venido perdiendo gran parte de sus empresas productivas y por tanto, disminuyó sustancialmente los niveles de empleomanía.

Ahora mismo, Puerto Rico tiene una deuda exterior impagable, de más de 70 mil millones de dólares y afirmó que es impagable porque las recaudaciones fiscales, no son suficiente para solventar la cuota impuesta por los organismos crediticios exteriores.

Esta cuantiosa deuda de 70 mil millones de dólares, no tiene solución por ahora, ya que los americanos últimamente no observan a Puerto Rico como parte de su territorio y no plantean ninguna alternativa a terminar con el problema.

Pero la situación de crisis económica que padece la Isla, no he solamente causada por la deficiencia gubernamental, sino también que la nación caribeña, ha sido azotada por varios ciclones batateros que han devastado casi todas las infraestructuras que sustentan la producción económica de la Isla.

Puerto Rico hoy, camina por un estrecho laberinto fangoso y muy difícil de cruzar. Por estos momentos no se vislumbran asomos de conclusión, la crisis política, económica y social seguirá maltratando a los isleños más pobres e indigentes.

La población puertorriqueña que reside en la Isla y los que viven en el exterior ahora, deberán estar pendiente del quehacer político allá y, responder con movilizaciones de fuerza  y masiva para exigir una administración más seria, creíble, más eficiente y veras al servicio del pueblo.

Finalizar y detener por siempre, la aguda crisis política, económica y social que afecta a la Isla, está en mano del pueblo consciente que, son la mayoría y el liderazgo político que siendo inteligentes y/o toscos, pernotan y determinan el gobernante que desean tener.

Esperamos que nuestros hermanos boricuas y caribeños vecinos puedan resolver en buenos términos sus diferencias políticas y se pongan de acuerdo por su feliz convivencia y existencia en la región del caribe hispano.

You May Also Like

Deja un comentario