Trump y Clinton eran amigos de Jeffrey Epstein, preso en NY por sexo con menores

Nueva York.- “Se dice que a él le gustan las mujeres hermosas tanto como a mí, y muchas de ellas están en el lado más joven”, afirmó Donald Trump en 2002 en declaraciones a la revista New York sobre su amigo multimillonario Jeffrey Epstein, agregando que era un “tipo estupendo”.

Epstein (66) fue arrestado el pasado sábado en Nueva York y ayer en su primera audiencia se declaró “no culpable” por cargos de tráfico sexual, al tiempo que fueron encontradas en su residencia de Manhattan una gran cantidad de fotografías de mujeres desnudas o con poca ropa, incluyendo jóvenes.

Hasta 45 años de cárcel podría enfrentar, destacó The New York Times, destacando su amistad en el pasado con el Príncipe Andrés de Inglaterra, el cineasta Woody Allen y el ex presidente Bill Clinton, quien ayer emitió un comunicado distanciándose del acusado pedófilo.

“El presidente Clinton no sabe nada de los terribles crímenes [de los que Epstein] se declaró culpable en Florida hace algunos años, o de los que recientemente fue acusado en Nueva York”, dijo el comunicado.

“En 2002 y 2003, el presidente Clinton realizó un total de cuatro viajes en el avión de Jeffrey Epstein (llamado “Lolita Express”): uno a Europa, uno a Asia y dos a África, que incluyeron paradas en relación con el trabajo de la Fundación Clinton”, agrega el comunicado, citado por New York Post.

“El personal, los partidarios de la fundación y su detalle del Servicio Secreto viajaron en cada tramo de cada viaje. Tuvo una reunión con Epstein en su oficina de Harlem en 2002, y casi al mismo tiempo realizó una breve visita al apartamento de Epstein en Nueva York con un miembro del personal y sus detalles de seguridad. No ha hablado con Epstein en más de una década, y nunca ha estado en Little St. James Island, el rancho de Epstein en Nuevo México, o su residencia en Florida”.

Originalmente a Epstein se abrió una investigación en 2005 después de que los padres de una supuesta víctima lo denunciaran a la policía en Florida.  Pero en 2008 los fiscales en Miami hicieron un acuerdo secreto con él que le permitió evitar el procesamiento federal. En cambio, pasó cerca de un año en una cárcel de Palm Beach, donde se le permitió salir seis días a la semana para ir a trabajar.

El actual Secretario del Trabajo de Trump, Alexander Acosta, entonces fiscal en el sur de la Florida, supervisó el acuerdo de culpabilidad de 2008 que fue ampliamente criticado por dejar en libertad al multimillonario señalado por sexo con menores de edad.

Ahora fue detenido porque, Geoffrey S. Berman, fiscal federal de Manhattan, dijo que su oficina no estaba obligada a respetar el acuerdo de Florida de 2008.

Fuente www. eldiariony.com

You May Also Like