El costo de la vida

EDITORIAL

El punto de acción central para las venideras elecciones nacionales será el alto costo de la vida. Impulsará el tema ante los que hacen promesas de soluciones a los males de la sociedad, y de los que al mando del gobierno no han podido controlar el valor de los comestibles, la medicina y los combustibles.

Queda tiempo para que se planteen soluciones a este mar embravecido  de aumentos en los artículos de primera necesidad.

El pueblo vive de escuchar promesas y aunque el presidente Danilo Medina, ha mantenido la estabilidad macroeconómica, eso no se refleja en la mayoría. Los pobres necesitan soluciones y que el boronéo llegue a todos.

Para el gran pueblo, no hay tema de mayor importancia que el costo de la vida. Se trata de lidiar con la carga de tres comidas diarias. Es imposible llevar una dieta sana con un salario mínimo que ronda en los trece mil pesos, en su máxima expresión.

Para una capa sensible de dominicanos, lo más importante es donde se encuentra su arroz, habichuela, carne, la pica pica y el pan. Ninguno de estos ingredientes es fácil de llevar a la  mesa nacional.

De ahí, que el tema del alto costo de la vida va a estar sobre el tapete en las elecciones, y para la mayoría de los votantes, este es un punto fundamental e importante.

Pero no se trata solo de comida, aunque esta es la punta de lanza. También se encuentran los fármacos. Cuando una persona de pocos recursos enferma, no tiene dinero para poder adquirir los medicamentos recomendados por el médico y no me hablen de Seguridad Social porque esta solo funciona a media.

La estela de persecución a políticos de todo el continente por incurrir en indelicadezas administrativas, va a tener repercusiones en la República Dominicana. Si se une corrupción y alto costo de la vida, el panorama electoral  luce que será traumático para unos, e impulsador para otros.

You May Also Like

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *