En la ONU el Dr. Javier D. Restrepo destaca el poder de la palabra

Por: Amín Cruz

Durante la apertura del XIV Congreso Hispanoamericano de Prensa en las Naciones Unidas, ONU, el laureado escritor, periodista y padre de la ética de América Latina, Dr. Javier Darío Restrepo, luego de analizar y profundizar el uso de la palabra y la ética, dijo “es inspiradora la insistencia de monseñor Ramón de la Rosa, en su intervención, sobre el poder de la palabra del periodista”.

El catedrático colombiano indicó “es fácil entender ese poder de la palabra según la tradición fundada en el Génesis donde se lee: “dijo Dios y todo fue hecho”. Interprétese allí lo que se quiera, es indudable que el versículo es todo un canto al poder de la palabra creadora de Dios”.

El Dr. Restrepo enfatizó “hay una tímida semejanza de ese poder cuando los humanos nombramos algo. Los padres de familia, como reacción ante la aparición del hijo, procedemos a nombrarlo. Y lo mismo sucede con las cosas.

Gabriel García Márquez al comienzo de sus Cien Años de Soledad, cuando describía el nacimiento de Macondo, nos hace asomar a ese río habitado por unas piedras redondas como huevos prehistóricos, que ya existían cuando los habitantes de Macondo les dieron nombre a todas las cosas. Adquirían así poder las palabras”.

Con su emblemática palabra el Dr. Javier Darío, dijo, “pero en vía contraria al poder de Dios que habla y crea, el poder del periodista ante los hechos que testimonia, se vale de la palabra para recrearlos.

Para que los hechos revivan ante los ojos y la imaginación de las audiencias, no es necesario el embeleco del cuarto poder, tan difundido y creído por los interesados en crearle al periodista una brillante aura de poder.

Ese poder, con sus coranas de hojalata, palidece y desaparece frente a esa recreación de hechos que logra la palabra. García Márquez lo veía muy claro cuando decía que ser periodista es tener el privilegio de cambiar algo todos los días. Ese es su poder”.

El icono del periodismo hispano, Javier D. Restrepo a sus 86 años, con su humildad que le caracteriza expresó “sin embargo, y esta es nuestra prosaica realidad, no todas las palabras de los periodistas despliegan ese poder. Hay un desperdicio de poder en la palabra cuando la vestimos de payaso o de re creacionista, o de lentejuelas para vedettes del espectáculo.

El periodista degrada su palabra cuando pretende utilizarla o para entretener o para ponerla al servicio de algún poderoso. También la degrada, y de ¡qué manera!, cuando la convierte en mercancía”.

El laureado, escritor y periodista Dr. Javier Darío, mientras hablaba en las Naciones Unidas, ONU, a la centena de periodistas, personalidades, embajadores y diplomáticos, todos, en un silencio perenne escuchaban su cátedra y enfatizó, “para que la palabra cambie algo todos los días debe ser una palabra verdadera, descontaminada de propaganda y de mentira; esto sucede con las palabras que no son armas ni instrumentos del poder, sino silenciosas expresiones de servicio. Por eso la diferencia entre ese periodismo de artificio que vuelve negocio toda información y el de la palabra poder, la crea el periodista que se vale de ella para prestar un servicio”.

“Al compromiso con la verdad se le debe agregar la palabra independiente. Y debe ser independiente para que pueda ser creída. No basta, ciertamente, que los periodistas encontremos las noticias más importantes e impactantes; es necesario que nos las puedan creer. Sólo así, ante la noticia creíble, el potencial transformador de los hechos se libera y estos producen cambios”, aseveró el maestro de maestro Dr. Restrepo

En ese mismo tenor el profesor Restrepo, manifestó “esta exigencia de independencia, o su ruptura con todas las dependencias, se convierte en un desafío en una civilización de la post verdad en donde nadie cree en nadie y todos desconfían de todos. En un mundo así, la palabra del periodista debe convencer y cambiar algo, porque es una palabra independiente”.

La atención era una sola en los salones de la ONU, escuchando esas palabras de seguridad de vida, caracterizada de experiencia y sabiduría, dijo, “hay, además, una tercera calidad necesaria para que la palabra del periodista despliegue toda su fuerza de cambio: debe ser respuesta a la necesidad de fomentar y defender el bien común de la sociedad.

No estamos al servicio de un medio de comunicación, ni de sus anunciantes o accionistas, ni servimos a los gobiernos ni a los políticos, estamos al servicio del bien común de toda la sociedad”, preciso el profesor Javier Darío Restrepo.

El co-fundador y creador de la Fundación Gabriel García Márquez y asesor del Congreso Hispanoamericano de la Prensa, manifestó “cuando la información está inspirada por la pasión por la verdad; cuando está blindada con la independencia y tiene la orientación invariable y certera del servicio de la sociedad, la palabra adquiere el poder de cambiar algo todos los días”.

“Monseñor de la Rosa sabe, y así nos lo hizo pensar, que la más certera, profunda y eficaz comunicación conocida en la historia humana ocurrió cuando la palabra se hizo carne, que es la expresión con que san Juan, el evangelista, comunicó al mundo el nacimiento de Jesús” aseguró el profesor Restrepo.

“Convertir el verbo en carne, es hacer de las palabras historia; es hablar con la vida antes que con los sonidos de voz, y es la fórmula del periodismo eficaz y transformador de la historia. Al periodista no le basta hablar o escribir, debe hablar con su vida.

Antes que uso de una tecnología, el periodismo es una pasión. Esto es lo que nos convierte en guías y líderes de la sociedad. No solo contadores de historias, o relatores de hechos. Esto es lo de menos. Lo de más es actuar convirtiendo en cerne, en historia, las historias, las noticias y las palabras”, fueron las expresiones del Dr. Javier Darío Restrepo en la ONU, el cual fue doblemente galardonado con un fuerte aplauso, todos de pies.

Igualmente fue reconocido en vida en las Naciones Unidas, ONU, al padre de la ética de América al Dr. Javier Darío Restrepo y el Congreso Hispanoamericano de Prensa se honra en tener a este ser humano en el cuerpo de asesores y guía de este prestigioso cónclave internacional. También anunciamos a todos los periodistas que desean obtener la conferencia magistral completa de este gran maestro la pueden solicitar por el correo electrónico: congresodeprensa.usa@gmail.com.

You May Also Like

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *