La campaña partidista

EDITORIAL

Estamos  en campaña electoral. Es fuera de época, pero ya está en marcha. Desde simples aspirantes a concejales, hasta precandidatos a la presidencia, se encuentran tirados a la calle de las vanidades.

Es negativo que se adelante un proceso electoral, sin que nadie lo pueda controlar. El pueblo no merece tres años de campaña política. Necesita un descanso de los discursos cháchara y el bla,bla,blá.

Son campañas clientelistas y populistas, donde nadie levanta un programa de gobierno, ni planes concretos de desarrollo.

La Junta Central Electoral es la llamada a tomar los controles, pero luce  un organismo sin autoridad.

Hasta el momento lo único que ha logrado la Junta Central Electoral es que algunos partidos y candidatos hagan sus reuniones en locales bajo techo.

Ya hay una invasión masiva de notas de prensa en los medios de comunicación nacionales. La propaganda es masiva y nadie la controla. Pobre Ley de Partidos.

Por lo menos, y es lo que mandan los reglamentos, se tenía que esperar que desde la Junta se hiciera una proclama oficial. Pero a este organismo la mayoría de los políticos no le respetan.

La culpa es de las mismas estructuras de ese organismo, donde puede hablar, pero no tiene el poder ni la autoridad para doblegar a los partidos.

You May Also Like

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *