Un periodismo más humano

Por Tomás Aquino Méndez

A veces sin quererlo, y en ocasiones hasta defendiendo a una persona o familia, el periodista tiende a incurrir en la discriminación. Por qué no, en ocasiones se hace hasta por desconocimiento de algunos términos que no usa con regularidad.

Ante esta realidad, es importante destacar que el manejo del lenguaje ha evolucionado tanto que se hace necesaria una nueva forma de presentar una noticia.

La situación cobra sentido en las consideraciones de Víctor Terrero, director ejecutivo del Consejo Nacional para el VIH, a quien le preocupa la manera en que algunos comunicadores presentan las historias a través de los diferentes medios informativos.

Pero su inquietud no se ha quedado solo en eso. Decidió ocuparse para contribuir con los comunicadores a través del taller ‘Juntos Podemos’.

Alrededor de 20 periodistas de los diferentes medios participaron en la actividad que según Terrero, tuvo como interés: “Que el comunicador se solidarice con aquellas personas que hoy, en todos los estratos sociales, en toda su diversidad humana, se enfrentan a una realidad apremiante, y que ese periodista le trate sin diferencia alguna”.

Desde el punto de vista de Terrero, los casos que involucran a personas vulnerables, ya sea por pobreza, enfermedad o algún hecho que le afecte deben ser presentados con un toque de sensibilidad, de respeto, y sobre todo, con un enfoque que no discrimine.

EL ENFOQUE

Un ejemplo que trae a este relato, es que por lo regular para referirse a familias que residen en un barrio empobrecido, hay comunicadores que tienden a citar: “En el paupérrimo barrio de Guachupita, hay familias que piden al gobierno que los atienda en tal necesidad”, cuando en realidad podrían decir: “Familias que residen en la vulnerabilidad social demandan atención de las autoridades”.

Así lo explica Terrero, quien considera que el estilo de narración, con el uso de terminología inclusiva debe ser parte de un periodismo más humano y no discriminatorio.

You May Also Like

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *